Bloc de notas

Jorge Represa

Al pasar página, cierra bien los ojos

NOTA: Prólogo del libro ‘1Día 1Foto’ (Triangle Editorial).

Al pasar página, cierra bien los ojos. Verás a Zulma, uruguaya, 70 años, exhibiendo un cartel frente al pecho: «Busco trabajo». Verás una roca, erecta, horadada por el batir de las olas, fuente de inspiración de El gran masturbador de Dalí. Verás a Mudassar, paquistaní, cajero, orando a las puertas de un supermercado. Verás a Ana, 97 años, en bata, acurrucada en el seno de su hija María. Verás catorce llaveros, en hilera, colgando de ganchos, rotulados con las siglas de los partidos políticos. Verás a Isabella, 6 años, mocha, postrada en cama, abatida por el cáncer. Verás a Anna, desgarrada, en la sala de partos, dando a luz a Ariadna. Verás a Felip, el toro, valedor de una familia de vacas, en peligro de extinción. Verás el abrazo, espontáneo, de una mujer a otra, adheridas las dos al movimiento Abrazos Gratis.

Ahora, al detenerte en estas dos páginas, abre bien los ojos. Verás a treinta y un fotógrafos y una perra: Julieta. Si los cuentas, faltan dos. Aun así, a su manera, están. Aunque nosotros no podamos verlos porque ese día estaban en otro lugar. Nosotros somos todos, y todos somos capaces de retratar lo que vemos. Un fotógrafo, el de veras, el que se precia, tiene además un talento: es capaz de captar con su cámara lo que el resto no vemos. Donde nosotros advertimos portales luminosos en edificios de lujo, él ve a una mujer apostada en el alféizar pidiendo trabajo. Donde nosotros descubrimos un mar agitado, él ve la roca retorcida de formas geniales. Donde nosotros percibimos decrepitud, él ve agolparse en un solo seno materno toda una vida. Donde nosotros vulgarizamos un cúmulo de llaves, él ve el juego político de un Parlamento…

Aquí reside la magia. En saber desvelarnos ese pedazo de realidad que no todos percibimos. En hacer de la luz (foto) escritura (grafía) y componer un relato inédito. Por eso este libro nos es tan valioso. Porque nos habla de un pueblo, de sus anhelos, sus angustias y sus algazaras, con una honestidad pasmosa.

Me preguntarás: ¿qué pinta aquí Julieta, la perra? No sabría bien qué decirte. Con los fotógrafos es así. Un día se sientan tres en un bar, comparten entre cervezas una idea y en nada tienes a treinta y uno recorriendo Cataluña. ¿Fácil? En absoluto. En estas páginas hay condensadas 8.660 horas de trabajo –las que caben en un año– y miles de kilómetros de gasolina costeados con su propio esfuerzo. Del 1 de enero al 31 de diciembre, día a día, mes tras mes, un fotógrafo por jornada ha explorado con libertad absoluta el territorio para desvelarnos lo que muchos no vemos. Podría decirse que en este libro-urna podemos recontar lo que ha sucedido a lo largo de 2014, un año crucial para todos.

Hay algunos hechos históricos ineludibles. Está la abdicación del rey. Está la comparecencia parlamentaria por fraude masivo de un ex presidente. Está el enmudecimiento del 9N. Pero los más son los hechos cotidianos. Es en esta aparente trivialidad donde reside la magia de 1Día 1Foto. Esta cadencia de voces anónimas nos habla de toda una comunidad. Aquí, ahora y para siempre.

Sí, lo sé, te sigues preguntando: ¿pero qué hace Julieta, la perra, en este cogollo? Ella es parte de este otro mundo que no todos vemos, y que cuando un fotógrafo capta se nos revela con una obviedad asombrosa. Por eso aparece en el retrato colectivo de la página anterior. De haber tomado nosotros la fotografía, nunca habría salido. Esto es lo que hace diferente a un fotógrafo. Es así de sencillo. Su talento nos es vital.

Ahora solo cabe abrir los ojos y disfrutar de las páginas de 1Día 1Foto. Gracias, a todos y a todas, por hacerlo posible. También a Julieta.

Inés Martínez Ribas, periodista y socióloga

Esta entrada tiene 0 Comentarios

Dejar una respuesta